655.633.026 alicia@espaciolunaroja.es

No queremos visitas. Recién nacido. Perdonen las molestias.

El nacimiento de un bebé siempre es una gran alegría no solo para los recién estrenados papás, si no también para familiares y amigos.

Y es que cuando llega un nuevo miembro a la familia lo habitual es ir corriendo a conocerlo.

Pero, ¿te has parado a pensar en las necesidades de ese bebé? ¿Es necesario visitarlos los primeros días? ¿cuánto tiempo es recomendable esperar?

Durante los nueve meses de embarazo esperas con inquietud el día del parto. Ese momento tan especial e intenso que vas a vivir y experimentar junto a tu bebé. Este viaje en ocasiones viene con turbulencias y mucha intensidad, y otras veces por el contrario, resulta ser una navegación tranquila en un mar en calma.

Como en cualquier viaje de larga duración (el parto suele llevar su tiempo) los viajeros necesitan descanso y tranquilidad.

Ya no es que tras el parto mamá y bebé tengan que descansar, que sí. Si no que después del nacimiento el bebé necesita vincularse con su madre, ya que es vital para su superviviencia, bienestar físico, emocional y para el éxito de la lactancia.

¡El bebé ya ha nacido!

Todos quieren compartir la noticia. Lógico y normal.

Tras el nacimiento, los papás tardan muy poco en enviar el mensaje de aviso a los diferentes grupos de whatsapp (familiares, trabajo, amigos) y está genial. Lo que faltaría por añadir a este mensaje sería… «Sabemos que os alegráis tanto como nosotros, en estar disponibles para visitas os lo haremos saber» De esta manera se evitarían muchas visitas inesperadas y situaciones incómodas.

¿Qué necesita el bebé las primeras horas y días tras su nacimiento?

Una vez el bebé deja el hábitat donde se ha gestado y alimentado, necesita entrar directamente en contacto con la piel de su madre. Sobre el pecho de esta se va a sentir seguro, protegido y tranquilo. La naturaleza lo tiene todo previsto y por ello durante las dos horas tras su nacimiento va a experimentar un pico de oxitocina que favorecerá la vínculación con la madre y el inicio precoz de la lactancia.

Se ha de tener en cuenta que el sistema inmunológico del recién nacido no está desarrollado, (hasta los dos años no es maduro) por lo que entrar en contacto con otras personas puede hacer que este entre en contacto con gérmenes, virus y/o bacterias que no conoce y ante las cuales no puede defenderse, poniendo en riesgo su salud. Aunque pueda resultar alarmista, es vital darle la importancia que merece.

Recomendaciones a la hora de visitar a un recién nacido.

recién nacido

No hagas visitas en el hospital

Los primeros días tras el parto/nacimiento la nueva familia necesita intimidad y tranquilidad para poder descansar y recuperarse. Acude al hospital siempre y cuando seas invitado expresamente.

¿Cuándo es el mejor momento?

Cuando estén preparados para recibir visitas te lo harán saber. Aún así, para tener claro que es el mejor momento, no hay nada como avisar. ¡Qué fácil!
Ten en cuenta que los bebés son imprevisibles, aunque tengas claro que te esperan, siempre pueden surgir imprevistos. No llegues más tarde de las 8 de la tarde, ya que suele ser la hora del baño y cuando comienzan las rutinas para el buen descanso.

Las visitas cortas son las mejores

Estamos educados en agradar al resto y muchas veces en estos momentos tan sensibles, la mamá puede estar más por agradar a los invitados que atender a su bebé.
La nueva familia te agradecerá si no alargas la visita y si tienes en cuenta las necesidades del bebé de sueño y alimento.
La lactancia los primeros meses puede ser complicada y te aseguro que los primeros días a la madre le puede resultar incómodo exponerse delante de otras personas, por lo que esto afectará a la alimentación del recién nacido.
Haz lo posible por respetar su intimidad.

Fotos no, gracias

Los bebés son tan tiernos ...¿Quién se puede resistir a hacerle fotos? Antes de hacer fotografías a un recién nacido, pide permiso a sus padres y solicita autorización si piensas compartirlo en las redes. Ten en cuenta que su visión es limitada y muy sensible, por lo que evita realizar fotografía con flash. Si llevas tu móvil, mejor bajar el volumen o ponerlo en modo avión.

Consejos ¿quién los ha pedido?

La gente tiene mucho interés en contar sus experiencias en torno a la maternidad. Las mamás y papás reciben cantidad de consejos a todas horas y esto resulta agotador. Ten en cuenta antes de opinar si lo que vas a decir va a ayudar o no. Está claro que lo haces con cariño, pero ten en cuenta que tu consejo en el número 10 en el día de hoy y ya no saben a quien hacer caso.
Apoya la forma de hacer las cosas y expresa tu opinión cuando la pidan. Seguro llega ese momento

Sentido común (el menos común de todos los sentidos)

Baja el tono de voz:

El bebé no ha de vivir en una burbuja, pero ten en cuenta que hasta hace poco escuchaba los sonidos  amortiguados por el líquido amniótico. Mejor hablar en un tono más suave.

Lávate las manos antes de tocarle:

Como el Sistema Inmunológico del bebé está por desarrollar mejor tomar precauciones para no ponerlo en peligro. Es imprescindible que te laves las manos y no me beses. (en las manos tampoco!)

No te pongas perfume antes de venir:

El bebé está programado para reconocer el olor de su madre, sus sentidos estás muy desarrollados por lo que un determinado olor puede incomodarle, mejor no utilizar perfumes fuertes a la hora de la visita.

No fumes antes de la visita.

Los fumadores no suelen darse cuenta de que tanto su ropa como su aliento huele a tabaco. Mejor no fumar cuando vayas a ver a un recién nacido.

El bebé mejor en los brazos de mamá o papá.

Todo el mundo quiere coger a los bebés, pero mejor dejarlo con mamá o papá, con ellos va a estar más tranquilo. Si la madre necesita que lo cojas, será la primera en pedírtelo.

El mejor regalo para la nueva familia

Tuppers de comida casera.

Obsequiar a la nueva familia con unos tuppers de comida casera puede ser un gran regalo. Ya sabemos que tras el nacimiento de un bebé no hay tiempo para mucho. Será un regalo que te agradecerán eternamente.

Ayuda en las tareas del hogar.

Cuando hay un bebé en casa lo prioritario es su atención. Tras noches sin dormir, arreglo de papeles varios y adaptarse a los nuevos ritmos, suele quedar poco tiempo para organizar la casa y la ropa. Un regalo muy útil, puede ser echar un cable con estas tareas tan poco agradecidas pero muy necesarias, ya sea por iniciativa propia o contratando a alguien para que ayude x horas a la semana.

No olvides llevar el café y las pastas.

Vuestros familiares y/o amigos os cuidan muy bien, por eso nunca falta un café cuando los visitas. Ahora tenéis que tener en cuenta que la situación ha cambiado. Mejor llevarlo vosotros para no darles trabajo extra.

Deja un comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Alicia Conca, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en alicia@espaciolunaroja.es.

Acepto la política de privacidad *

Menú de cierre

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies