655.633.026 alicia@espaciolunaroja.es

El nacimiento es una de las experiencias más potentes que vivimos. Transitar el canal del parto, abrirnos paso a través de nuestra madre, no es tarea fácil. La mayoría de personas no recordamos nuestra llegada al mundo, pero puedes estar segura, que cada una de las células de tu cuerpo tiene registrada información de ese momento.

Para unas personas el viaje fue maravilloso, fácil y sin imprevistos. En cambio para otras, fue un viaje duro, complicado y que al llegar (por circunstancias) no pudieron disfrutar inmediatamente del calor de su madre.

Puede parecer liviano, puede llegar a creerse que la manera de nacer es insignificante…..pero no, te aseguro que deja huella y que muchas veces, a muchos bebés el comienzo en esta nueva vida, se le hace bastante complicado.

Puede ser por….

  • Un nacimiento traumático (forceps, ventosa….) Hay que tener en cuenta que su primer contacto con la vida ha sido duro, frío. Tuvo que ser invitado a  salir, sin respetar su tiempo, ni sus deseos.
  • Un nacimiento por cesárea. Teniendo en cuenta que los bebés tienen previsto nacer de manera vaginal, cuando un bebé nace por cesárea, se pierde un trayecto que necesita y que le ayudaba a recolocar su cuerpo, ser masajeado y reajustado, a la vez que le permite ser colonizado por todos los gérmenes y bacterias que habitan cerca de la puerta de salida.
  • Una separación temprana. El bebé llega a un lugar desconocido para el, y sólo se siente a gusto y seguro en tus brazos. Cuando un bebé es separado de su madre/padre siente una gran angustia, y esta,  que pone en marcha todos los botones de alarma internos.
  • No recibir el alimento esperado. Al igual que con el nacimiento, la naturaleza tiene previsto que el bebé sea alimentado con lactancia materna, (su sistema digestivo necesita preparase para la ingesta de alimento y lo hace gracias a todo lo que le aporta el calostro), si por alguna razón no recibe este oro líquido, su sistema digestivo puede presentar problemas que le harán sentir dolor y malestar.
  • Demasiadas visitas. Y es que los bebés quieren estar tranquilos y acunados por papá y mamá. Necesitan un tiempo para reconocerse, adaptarse a la nueva situación, al nuevo lugar donde van a vivir y a sus nuevos compañeros de viaje. Las visitas, sinceramente, les ponen muy nerviosos.

¿Tu bebé ha vivido alguna de estas experiencias?

Si tu bebé ha experimentado alguna de las situaciones que he comentado arriba, puede que los primeros días/meses de vida estén siendo más movidos de lo que esperabas.

Ahora viene cuando piensas…: “mi bebé no ha vivido nada de esto y sufre llantos continuos y le cuesta conciliar el sueño o se pone muy rígido e irascible cuando llega la tarde-noche”. Y es que siempre hay casos que sin una explicación aparente desmontan cualquier teoría.

La reflexología puede ayudarte a calmar a tu bebé

La reflexología es una técnica que lleva utilizándose desde tiempos inmemorables para ayudar al cuerpo a restablecer el equilibrio. No sólo trabaja a nivel físico, sino también ayuda a nivel emocional. Además, es una herramienta fantástica para aplicar a los más pequeños ya que estos responden estupendamente cuando se les aplica.

  • Favorece el vínculo con la persona que realiza el masaje.
  • Ayuda a potenciar el sistema inmunológico. (hay que tener en cuenta que el bebé no tiene desarrollado este sistema hasta los dos años)
  • Favorece la eliminación de gases.
  • Sube la autoestima de la madre, si es esta quien aplica el masaje.
  • Alivia el llanto del bebé.
  • Trabaja con el Sistema nervioso central, permitiendo que se libere el estrés acumulado.
  • Favorece el buen funcionamiento del tracto digestivo.

¿Quieres aprender?

Me encantaría enseñarte todo lo que la reflexología puede hacer por el bienestar familiar. Desde el año 2009 realizo talleres en los que enseño a las mamás y papás como aliviar las dolencias más comunes de la infancia.

La crianza es uno de los momentos en los que podemos sentirnos en total plenitud. ¡Qué nada te lo impida!

Pincha en la Agenda para saber cuando se realiza el próximo “Taller alivio del cólico del lactante con reflexología infantil”, o escríbeme para que sepa de tu interés.


Menú de cierre

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies