655.633.026 alicia@espaciolunaroja.es

Los percentiles me llevan de cabeza

Mamá tranquila, no hay que alarmarse!!!!

En toda casa que vive un bebé los que allí habitan han escuchado en más de una ocasión la palabra «percentil». Incluso puede que esta palabra les esté quitando horas de sueño. Y es que desde que los bebés salen del hospital nos invade la incertidumbre de si el bebé está haciendo el peso necesario. No te digo nada, si el bebé es alimentado con leche materna. Aquí todas las alarmas están en marcha, ya que no se tiene muy claro si esta leche le alimenta lo necesario. Y es que a la hora de hablar de peso todo el mundo es experto en dar consejos.

Pérdida de peso fisiológica

La pérdida de peso que tiene el bebé tras el nacimiento equivale al 10% de su peso al nacer, y es totalmente normal en los recién nacidos.

«El bebé entre los 10 y 14 días tras el nacimiento ha de pesar al menos, lo mismo que pesó al nacer».

¿qué podemos hacer para que el bebé recupere su peso?

  • Comprobar que el bebé hace un buen agarre al pecho.. (abre bien la boca y tiene el labio inferior evertido)
  • Coge el pecho más allá del pezón, abarcando parte de la areola.
  • Nariz y mentón pegado al pecho.
  • Deglución sonora (se escucha cuando traga).
  • No hace chasquidos al tragar.
  • Ofrecemos siempre el pecho a demanda.

Tras el nacimiento nuestros pechos ofrecerán el calostro al bebé. El «oro líquido», que permite que el bebé reciba todo lo necesario para protegerse y nutrirse. El calostro pasará por todo su sistema digestivo y lo preparará para la ingesta de alimento, a la vez que permite que salga el meconio al exterior.

A partir del tercer o cuarto día puede que ya tengamos la subida o bajada de leche (como quieras llamarla), por ello es importante que tengas paciencia y que estés tranquila. El calostro cubre toda las necesidades del bebé, si se agarra al pecho no es necesario, (incluso sería contraproducente) ofrecer un biberón. 

Recomendaciones para un buen comienzo con la lactancia.

  • Mantén todo lo cerca que puedas a tu bebé para «llamar» lo antes posible a la leche.
  • Un agarre al pecho antes de las dos horas tras el nacimiento es lo ideal. Pero si no puede ser, tranquila. El bebé puede hacerlo más tarde, aunque puede que le cueste un poquito más.
  • Ofrece el pecho sin ningún tipo de restricción.
  • Si tu bebé nace por cesárea puedes igualmente dar el pecho. El tipo de nacimiento puede hacer que al bebé le cueste más engancharse, pero con paciencia, acabará lográndolo.
  • Evita las visitas los primeros días. Te evitarás muchos mensajes contradictorios.
  • No ofrezcas chupetes o tetinas para que no haya confusión con el pezón (espera al menos un mes)
  • En las tomas que nada te distraiga (deja a un lado las pantallas)
  • La postura es crucial para una lactancia satisfactoria. Dar el pecho no duele. Si tienes problemas, busca ayuda.

¡Si yo venía a hablar de percentiles!

Como todas las madres, en tener a nuestro bebé en brazos, nos preocupamos por hacerlo todo «perfecto». Nos exigimos, nos desvelamos y pasamos de cuidarnos para darle lo mejor a nuestro bebé. Y es que cada una de las personas que nos encontramos por la calle, familiares, amigos..nos dicen una cosa y al final «nos volvemos locas» y no sabemos si estamos haciendo algo bien.

¡Qué mareo! ya no sabes si tienes que darle el pecho cuando llora, o tienes que esperar a que haga la digestión.

Es importante que tengas en cuenta que la leche materna se digiere muy rapidamente y es muy concentrada. Por lo que el bebé hará tomas muy seguidas y no excesivamente largas. Aunque como el pecho es su nuevo cordón umbilical, estará enganchado para relajarse, sentirse seguro y notar tu presencia.

Es importante que no compares el pecho con el biberón. No tienen nada que ver.

Tranquila, respira.....lo estás haciendo estupendamente

Como te he dicho antes y para que la lactancia se instaure correctamente, has de ofrecer a tu bebé el pecho a demanda.

¿Qué es a demanda?

Cada vez que llore. Cada vez que se despierte. Cada vez que dudes si has de darle o no..Cada vez que sepas que lo necesita. Tranquila, poco a poco irá espaciando las tomas y te será más fácil entender sus necesidades. Si sientes que estas desbordada y necesitas compartir lo que estas experimentando en la maternidad. Te animo a acudir a un grupo de crianza para descargar tensiones y permitirte conectar con otras mamás en la misma situación que tu.

El percentil en los bebés

La OMS (Organización Mundial de la Salud) tiene unas tablas de crecimiento donde se compara el peso y la altura del bebé, según la edad y sexo. Si el bebé tiene un percentil del 80% en su altura, nos indica que es más alto que el 80% de los bebés de su edad y sexo. Un bebé en el percentil 10 está igual de sano y es tan normal como el que está en el 60.

Es importante pesar al bebé siempre en el mismo peso y a la misma hora (dentro de lo posible) ya que cualquier variación puede dar un error en el peso.

Hay que tener en cuenta que una semana el bebé puede crecer a lo largo y no hacer peso. Lo importante es que no pierda y que vaya siguiendo su ritmo. Tú/vosotros más que nadie conocéis a vuestro bebé y vais a saber si algo no va bien.

Mejor no agobiarse

Cada bebé es un mundo y tiene unas circunstancias. Cada progenitor tiene una altura y un peso y eso va a hacer que el desarrollo de un bebé no tenga que ver nada con el bebé del vecino. ¡Las comparaciones son odiosas!

Otro factor a tener en cuenta es la alimentación del bebé. No es lo mismo ser alimentado con pecho que con leche de fórmula.

Observa a tu bebé, el te dará la información precisa.

  • Momentos de sueño y vigilia
  • Moja pañales
  • Está activo (más allá de los primeros meses. Ten en cuenta que al principio, sólo duermen y comen)
  • La ropa se le va quedando pequeña.
  • Las revisiones las pasa satisfactoriamente.
  • No lo peses todos los días, esto crea mucho estrés e inseguridad.

El peso que ha de hacer el bebé*:

0-6 semanas: 20 g/día
Menos de 4 meses: 100-200 g/semana
4-6 meses: 80-150 g/semana
6-12 meses: 40-80 g/semana

Si tienes dudas, puedes consultar el peso en la calculadora IHAN  (La Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia) o acudir a tu pediatra de referencia.

Si quieres aumentar la producción de leche

El pecho funciona a demanda, si quieres tener más producción, has de poner más veces a mamar a tu bebé.

La postura también es muy importante. Si hay un mal agarre esto puede estar perjudicando en que tu bebé tome lo necesario y las tomas sean menos productivas. Consulta con una asesora de lactancia o con personal cualificado, para que valoren el agarre.

Confía en tu capacidad para amamantar. Ten en cuenta que sólo un 2% de madres no darán el pecho por problemas reales. La mayoría de mujeres que no tienen una lactancia exitosa es por falta de apoyo, falta de información y un mal asesoramiento. Si te ves sin fuerzas, busca ayuda!

 

Esta información es para bebés nacidos a término. Si tu bebé ha sido prematuro o de bajo peso debes consultar con tu pediatra de referencia.

Deja un comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Alicia Conca, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en alicia@espaciolunaroja.es.

Acepto la política de privacidad *

Menú de cierre

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies