655.633.026 alicia@espaciolunaroja.es

Gestando Emociones

Como vivir con la revolución emocional durante el embarazo, y no morir en el intento.

Tal vez alguien te contó que el embarazo es uno de los  momentos más felices de la vida…

Tu que estás embarazada, tal vez eres una de las personas más felices del mundo en este preciso instante, ¡felicidades!……. o puede ser que no. Tranquila, no desesperes.

Puede ser que hayas deseado con todas tus fuerzas, desde mucho tiempo atrás, ser madre. Y ahora que por fin lo has logrado, no entiendes porqué te sientes de esta manera. Pero lo cierto es que te sientes triste, apática y con ganas de llorar.

Puede ser que no buscaras este embarazo, y ahora te ves así, aceptando un cuerpo y una situación que te desborda. Mientras el resto del mundo se empeña en decirte que tienes que estar feliz.

Y es que para colmo de males, ya sea por una circunstancia u otra, tienes muy claro (no dejan de decírtelo) «como tu sientas emocionalmente influye directamente en el bebé». Y eso, eso…… todavía te genera más angustia!!!!! y no puedes dejar de llorar.

Porque precisamente ese es el problema. Tu problema. Ya que a ese bebé que gestas en tu interior, todavía no lo sientes como propio. ¿o si? Arggg, lo sé, sé que no lo tienes claro.

Tu cuerpo y tu yo más íntimo se están transformando

Las corazas que has creado a lo largo de tu vida se abren y tu cuerpo se permite expresar, sacar, liberarse.

No hay emociones buenas y emociones malas. Hay emociones, punto. Sensaciones que experimenta tu cuerpo y este responde ante ellas. Si que es verdad que el cuerpo va a tener una respuesta u otra, dependiendo de qué estás sintiendo o experimentando. Pero no es malo hacerlo. Lo que es importante es no dejarse arrastrar y disponer de herramientas que te permitan expresarlas y gestionarlas saludablemente.

  • Si te apetece llorar, llora. No haces mal a nadie. Pero si tienes una necesidad y la reprimes, esa si te hace daño. Llorar es saludable, relajante y muy muy bueno. Después de un buen rato te sientes nueva, aunque no sepas porqué lloras, hazlo si es lo que tu cuerpo te pide.
  • La rabia puede aparecer ante una situación que cuesta aceptar. Para expresar esa rabia puedes dedicar un tiempo a escribir o dibujar esa situación que tanto malestar genera en ti. Después si te apetece, rompe o quema esas letras o dibujo y así aliviar la tensión.

Las bien o mal conocidas hormonas

Imagino que ya te han hablado de la hormonas, y de que ellas son las responsables de los cambios de humor y de estado de ánimo que estas viviendo.

La progesterona y los estrógenos son las responsables de este vaivén emocional. Pero también son las encargadas de acondicionar el útero para que el bebé tenga un desarrollo óptimo. Durante los tres primeros meses vas a experimentar el mayor número de cambios. Respira tranquila, ya te queda menos.

Pero si el problema es otro, aunque las hormonas se estabilicen, el tema que te inquieta hay que solucionarlo. Por lo que, cuanto antes te pongas a ello, mejor.

ACEPTAR LA SITUACIÓN
Aceptar no es resignarse 50%
  1. Tómate un tiempo para ver como has llegado hasta aquí. Si esta situación no es posible cambiarla, haz todo lo posible para aceptarla.
  2. Anota todo lo positivo y no positivo que va a aportar esta situación en tu vida. Cada vez que venga a ti un pensamiento o sensación que te resta energía, cambiala por un pensamiento de esta lista que te guste. Poco a poco tu mente estará más atenta a lo que suma sin acordarse apenas de lo que resta.
  3. Te puede servir de ayuda situar en lugares estratégicos frases que te hagan sentir mejor.
ESCUCHA A TU CUERPO
75%
  1. Haz una lista de las emociones y sentimientos que te afloran solo con pensar en tu situación actual. Tras hacer la lista, tómate unos minutos para realizar unas respiraciones profundas. Cuando estés más relajada anota junto a cada emoción que parte de tu cuerpo se bloquea o tensa cuando la experimentas. El tomar conciencia de que tu cuerpo cambia con tus emociones y pensamientos, te ayudará a estar más atenta y cambiar la percepción.
  2. Activa tu cuerpo para liberar tu mente. Realiza algún tipo de ejercicio, aunque sólo sea caminar, a ser posible al aire libre. De esta manera descargarás tu cuerpo de tensiones y lo recargarás de energía positiva. Ten en cuenta que el cuerpo durante el ejercicio físico segrega endorfinas. Tal vez te preguntes que son las endorfinas. Las endorfinas son hormonas que produce el cerebro y que aportan sensaciones muy similares a las de la morfina, el opio o la heroína, pero sin sus efectos negativos. Por lo que hacer ejercicio te va a aportar felicidad y te facilitará calmar tu mente.
emociones embarazo
DEDICATE TIEMPO
100%
  1. Regalate tiempo. Tiempo para ti.  Tiempo para hacer cosas que te gusten, que te permitan sentirte bien. Seguro tienes una lista de cosas que siempre has dicho que te gustaría hacer y nunca llega su momento.  Pues, ya ha llegado!
  2. Deja que te cuiden y te mimen. Es el momento ideal para dejarse querer, dejarse cuidar.  Pero no sólo por otros!. Es importante que te quieras, que te cuides y te respetes. Nadie mejor que tú para darte lo que necesitas o pedir a otros. (El resto puede intuir que te puede ir bien, pero mejor si les echas un cable)
  3. Sería bonito que pudieses compartir con otras mujeres en tu misma situación. Escuchar otras experiencias iguales o parecidas a las que tu vives, te ayuda a entender y a relajarte. Un grupo de embarazo, círculo maternal o cualquier actividad con mujeres en síntonia, puede aportarte más de lo que crees.
emociones embarazo

¿Y cuándo me vinculo con el bebé?

Evidentemente cuanto antes comiences mucho mejor. Pero no quiero agobiarte con ello. Primero es importante que te encuentres bien y sientas que estas preparada para hacerlo. ¡Que deseas hacerlo!

Ahora que ya te apetece. Túmbate en tu cama o sofá y pon música de fondo, pon tus manos en tu vientre y siente. No juzgues lo que pasa, solo siente. Puede que te apetezca contarle a tu bebé que ha pasado hasta llegar hasta este momento. Seguro que os ayuda a los dos a sentiros y entenderos mucho mejor. No tengas miedo de abrirte a él. Recuerda que siente y percibe lo mismo que tú. Escucharlo de ti, le ayudará.

No descartes vivir este momento acompañada y que un profesional en el tema te ayude a crear y potenciar este vínculo. Vivir la experiencia de una sesión personalizada para disfrutar con tu bebé o si lo prefieres en pareja,  es un regalo único y a día de hoy alcance de todos.

Deja un comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Alicia Conca, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en alicia@espaciolunaroja.es.

Acepto la política de privacidad *

Menú de cierre

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies