655.633.026 alicia@espaciolunaroja.es

La importancia de no bañar al recién nacido

Seguro que piensas, ¿Y por qué?   ¿No es lo que se ha hecho siempre?

El bebé durante el tiempo que está dentro del útero materno está bañado por el líquido amniótico. Imagínate estar alrededor de 40 semanas en remojo!!! 

Como el cuerpo es sabio y lo tiene todo pensado, a partir de la semana 20 de gestación, el bebé comienza a segregar una sustancia grasa y de color blancuzco para proteger su piel de la irritación que puede producir un contacto continúo con el líquido amniótico.

Esta grasa o sustancia llamada vernix caseosa, está compuesta por un 10% de grasa, 10% de proteínas y un 80% de agua.

Además de proteger la piel del contacto continúo con el medio líquido, tiene la función de barrera y de protección una vez el bebé ha nacido.

En torno a las 36 semanas disminuye su producción y es por ello que no todos los bebés la tienen en el momento de su nacimiento.

El vernix protege la piel de tu bebé

Cuando nace el bebé no hay ninguna prisa en lavarlo, de hecho es recomendable no hacerlo ya que así permites que su piel reabsorba esta grasa y proteja su piel.

De un tiempo a esta parte, se viene recomendando no bañar al recién nacido durante la primera semana de vida. Tras el nacimiento si el bebé tiene restos de sangre o meconio se puede proceder a su limpieza con una gasa mojada y permitir que el resto del cuerpo se encargue de absorber la grasa que protege la piel.
Esta grasa (vernix caseosa) como he comentado anteriormente, además de proteger la piel del medio acuoso, tiene la función protectora frente a las infecciones e hidrata y nutre la piel, además de favorecer la curación de lesiones cutáneas.
 
Si a pesar de todo lo expuesto, decides bañar a tu bebé, no debes frotar su cuerpo, ya que la vernix que queda en los pliegues en forma de costra se desprenderá por sí sola, y si intentas quitarla podrías provocar alguna herida en su delicada piel.

La vérnix caseosa favorece el desarrollo del manto ácido de la piel y la termorregulación del recién nacido. Además se ha comprobado que su contenido en vitamina E puede proteger al bebé de los rayos ultravioletas del sol.

el recien nacido

El primer baño del bebé

El primer es un momento muy especial. Y debemos hacerlo en un momento en que estemos «todos» tranquilos. La mayoría de mamás y papás hablan de miedo a que se les caiga y el bebé o se les resbale. Para las primeras ocasiones, mejor hacerlo en compañía para sentirnos más seguros y que nos puedan echar un cable en caso de necesitarlo.

NECESITAS

  • Toalla
  • Aceite o jabón sin perfume
  • Esponja natural

Ten en cuenta que el bebé no está sucio, el baño es más bien para ayudar a que se relaje y debes de hacerlo en el momento del día que veas más oportuno. (Sin prisas)

La piel es el órgano más extenso del cuerpo y absorbe todo lo que en ella ponemos. Es importante que utilices productos ecológicos o lo más naturales posible. (hay muchas marcas en el mercado especializadas en el bebé que son ecológicas  y respetan el entorno)

El bebé no necesita colonia, de hecho puede ser contraproducente. Por ahora, reservala.

Para los primeros baños te recomiendo usar la bañera de casa y que tú o tu pareja os metáis a disfrutar del baño con el bebé. Te aseguro que os encantará la experiencia. Advertencia: Tiene que haber una tercera persona para ayudarnos a salir,  una vez hemos acabado el baño.

Después puedes optar por realizar el baño

  • en tu bañera, (suele ser más incómodo)
  • en la típica bañera en alto para bebés
  • en la bañera tummy tub (que recuerda al bebé su vida en el útero y relaja mucho)

Para finalizar ofrécele un masaje por todo su cuerpo, para favorecer el vínculo y ayudar a eliminar cualquier tensión acumulada.

Feliz baño!

Deja un comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Alicia Conca, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en alicia@espaciolunaroja.es.

Acepto la política de privacidad *

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies